Trudeau: “Se compensara a productores de leche afectados”

REDACCIÓN

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, sostuvo que el nuevo Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por su siglas en inglés), alcanzado anoche es un buen acuerdo para los canadienses, al tiempo que prometió una compensación para los productores de leche afectados por la apertura del mercado canadiense.

Pasar del TLCAN al USMCA “no fue una hazaña fácil” pero ahora Canadá podrá “consolidar” su posición en Norteamérica, aunque no dejará de diversificar sus mercados aprovechando el acuerdo con Europa, CETA, y con 10 naciones de la región transpacífica CPTPP.

En conferencia de prensa junto con la principal negociadora Chrystia Freeland, Trudeau recalcó que haber logrado la permanencia del Capítulo 19 de resolución de disputas comerciales fue una gran victoria.

“Mantener un mecanismo de resolución de controversias comerciales fue siempre una prioridad para Canadá y cuando supimos ayer que el Capítulo 19 quedaría intacto, esa fue una excelente señal para mí”, explicó Trudeau.

Aclaró que no fue que su gobierno se apurara a cumplir el ultimátum estadounidense del 30 de septiembre sino que las negociaciones se fueron dando anoche favorablemente para llegar a un acuerdo en principio, que “aún no está en la línea final, pues debe ser aprobado por los congresos”, precisó.

La canciller Freeland destacó que el USMCA incluirá mejores sueldos para los trabajadores automotrices en México (16 dólares la hora), lo cual beneficiará a sus contrapartes canadienses en Windsor y Ottawa al estimular que las plantas se queden en Canadá.

La negociadora destacó los logros alcanzados, como la permanencia del Capítulo 19 –“sin el cual no hubiera habido acuerdo”–, la protección a la industria cultural canadiense de la que dependen 650 mil empleos, así como los tiempos para revisar el acuerdo trilateral cada seis años.

La ministra Freeland dijo que finalmente el representante comercial estadounidense Robert Lighthizer entendió lo importante que era para el primer ministro Trudeau rechazar la cláusula “sunset” (de terminación cada cinco años). Esta cláusula fue una condicionante para que Trump recibiera a Trudeau, por lo que éste se negó.

DESTACADAS, GLOBO, INTERNACIONAL

DÉJANOS TU COMENTARIO